En ocasiones no somos conscientes de la importancia que tienen los archivos municipales, pero son los encargados del registro y transmisión de miles de documentos históricos y administrativos que conforman la memoria colectiva local y permiten entender el funcionamiento y la trayectoria de la sociedad a ese nivel.

 

Historia de los archivos municipales

La trayectoria de los archivos municipales no ha sido lineal. Tenemos que esperar al siglo XIII para que el municipio se convierta en una entidad con jurisdicción y autonomía y ya con Alfonso X el Sabio aparecen las primeras normas relacionadas con los archivos.

El nuevo ordenamiento jurídico que vino de la mano de la democracia sí que marcó un antes y un después para los archivos en general y los municipales en particular. El propio artículo 105B de la Constitución Española habla del derecho de acceso de los ciudadanos a los archivos y registros y de la necesidad de regularlo: «La ley regulará: […] b) El acceso de los ciudadanos a los archivos y registros administrativos, salvo en lo que afecte a la seguridad y defensa del Estado, la averiguación de los delitos y la intimidad de las personas».

Desde hace más de cuatro décadas, los archivos municipales cuentan con distintas normativas que permiten a la ciudadanía acceder a sus distintos recursos, que son de todo tipo. En ocasiones, los archivos municipales, además de albergar documentación administrativa, custodian fotografías, curiosidades y muestras artísticas de muchas décadas atrás:

 

En otras, auténticas joyas históricas:

 

Y, en otras, la clave para que el patrimonio público continúe en manos públicas, como es el caso del Pazo de Meirás, que se ha podido recuperar gracias al hallazgo por parte de unos abogados del estado en el Archivo Histórico de Protocolos del Colegio Notarial de Galicia, de una escritura de 1938, que podría demostrar la venta fraudulenta del inmueble.

 

Funciones de los archivos municipales

Si bien el objetivo último de los archivos municipales es el de ser fieles testigos de la evolución de la sociedad local, centrándose en recopilarorganizarconservar y poner a disposición de los ciudadanos los documentos que produce y recibe un ayuntamiento, sus funciones no son muy diferentes a las del resto de archivos, aunque están enfocadas a los recursos del ámbito de la proximidad:

  1. Impulsar sistemas eficaces y eficientes de gestión documental.
  2. Garantizar el acceso de la ciudadanía a los recursos del archivo.
  3. Proteger y difundir el patrimonio documental local.

 

Retos en el corto plazo

Sin duda, el mayor desafío al que se enfrentan los archivos municipales es el de la digitalización para la conservación, democratización y aumento de la accesibilidad de su patrimonio, especialmente cuando hablamos de ayuntamientos de tamaño reducido. El de Marín, un pequeño ayuntamiento costero de Pontevedra, ha ido de nuestra mano durante ese proceso: EL Concello de Marín digitaliza su Archivo Municipal

 

Oportunidades

Frente a los numerosos retos y al volumen abrumador de recursos que pueden estar accesibles gracias a la digitalización, se yerguen con fuerza las oportunidades:

  1. Poner en valor y preservar el patrimonio cultural, natural, documental y bibliográfico.
  2. Desarrollar e implementar soluciones para la gestión y difusión de la información patrimonial.
  3. Innovar en el sector del turismo cultural local.
  4. Ofrecer soluciones para la catalogación, digitalización y preservación digital.
  5. Difundir sus servicios, incorporaciones documentales e innovaciones a través de canales de comunicación masiva, como las redes sociales.

 

Apoyo gubernamental

Gobiernos estatal, autonómico y local, así como entes intermedios como las diputaciones, conscientes de la relevancia de los archivos municipales, están lanzando distintas iniciativas enfocadas a apoyar a los archivos municipales. Hablamos de colaboraciones entre distintas entidades, apoyo técnico, formación y asesoramiento, acciones enfocadas al mantenimiento y preservación del patrimonio documental municipal. Es el caso del Plan de Archivos Municipales de la Diputación Provincial de Castellón o del Plan de Archivos municipales de la Diputación de Sevilla.

Como hemos visto, queda mucho por hacer, especialmente a nivel técnico y tecnológico, pero los beneficios de poner a disposición de la sociedad la historia y el patrimonio documental local bien merecen el esfuerzo.